*

Glamorama
Verónica Calabi y Francisco González en una imagen que ella comparte en su Instagram @verocalabi

Vero Calabi y sus 27 años de amor: «Corre 1995, yo animando Extra Jóvenes. Lo veo. Era el baterista de Lucybell. Va él con su banda. Lo vi y dije ‘a mí me gusta…'»

Autor: Equipo Glamorama / 16 agosto, 2022

«Lo vi y dije ‘a mí me gusta’», partió relatando Verónica Calabi sobre su historia de amor con el músico Francisco González, con quien lleva 21 años casada y tienen una hija.

La comunicadora de 47 años, quien comenzó su carrera televisiva en programas como Extra Jóvenes y Mekano, y también en radio, estuvo en Más Vivi Que Nunca, donde habló de su marido. Estas fueron sus palabras:

“Corre el año 1995, yo animando Extra Jóvenes. Chiquillos, no he tenido ningún hombre más en mi vida… En 1995 yo conozco a este chiquillo. Lo veo. Era el baterista de Lucybell. Va él con su banda. Entrevistaba Marcelo Comparini, porque recién estaba fogueándome con el tema de la tele.

«Y lo vi y dije ‘oye, a mí me gusta’. Lo empecé a transmitir en maquillaje. ‘Oye, me gusta el baterista’”

Vivi Kreutzberger: “Ah, cosa que llegara a los oídos del baterista”

Verónica Calabi: “No llegó a oídos de él, pero sí lo llamé por teléfono. A él le carga que cuente esta historia”

Kreutzberger: “¿Cómo? Me muero… Lo encuentro buenísimo. Esta es una mujer de armas tomar en 1995”

Calabi: “Qué tanta cuestión”

Daniela Nicolás “Año 1995. Quedaste loca con el baterista. Pediste el número y lo llamaste”

Calabi: “Sí”

Kreutzberger: “¿Y qué le dijiste?”

Calabi: “Pregunto primero por él. Me contestó no recuerdo quién. Empieza a hablar conmigo. Y antes de eso ya había estado en otras ocasiones con él. En el lanzamiento del Canal 2 Rock & Pop”

Kreutzberger: “¿Qué chiva le inventaste?”

Calabi: “Le inventé una chiva que no era tan inventada. Como yo estudié comunicación audiovisual, tengo mucho colega, amigos, que empezaron a trabajar en medios. Y a una amiga le dije ‘ay, me gusta el baterista’. Tenía chata a todo el mundo.

“Y sabía que estudiaba inglés en el Británico. Y me dijo ‘llámalo diciendo que están buscando, en un casting, a alguien en inglés que doble algo’. ‘Ya poh’. Le dije primero. Hablamos un montón. Y él, por supuesto, que nunca llamó (al casting). No me creyó. Yo creo que hasta el día de hoy no me cree. Pero le encantó que lo hubiese llamado”

Kreutzberger: “Pincharon. Y me imagino que en algún momento te tiene que haber llamado de vuelta”

Calabi: “Sí poh. Eso era el tema de teléfono fijo, que esperabas. No era como el celular. Y esperabas que te llamara, y no te llamaba. Y no sonaba el teléfono…»